miércoles, 28 de septiembre de 2016

¡Bienvenidos al curso 2016/2017!

Queremos daros la bienvenida al nuevo curso con una carta que creemos puede animaros a empezar con fuerza y ánimo el camino que juntos recorreremos a lo largo de los próximos meses:

Querido alumno…

El aprendizaje es proporcional al esfuerzo que haces.

Tengo que decir que, a no ser que seas un hacha, para aprender tendrás que esforzarte y mucho. Yo no puedo aprender por ti, mamá no puede aprender por ti, papá no puede ir a un examen por ti, y si no te esfuerzas y trabajas nunca aprenderás nada.

Puedes pensar que simplemente sentándote en clase a escuchar estás aprendiendo pero no es así, abrir un libro y leerlo puede parece que es aprendizaje, pero tampoco lo es. Para aprender tienes que estar involucrado de forma activa, por eso cuando te digo: “despierta”, “participa”, no es para tocarte las narices, es porque quiero que aprendas, que aprendas de verdad.

Busca nuevos retos.

Siempre busca actividades que supongan un reto y que te resulten difíciles, en estas actividades reside el nuevo aprendizaje. Lo fácil nunca te hará avanzar.

No me culpes porque te proponga actividades y retos complicados, o porque en un principio no entiendas lo que te estoy explicando, tarde o temprano lo entenderás, te aseguro que haré todo lo que esté en mi mano para que lo entiendas, pero necesito que me ayudes, que pongas de tu parte y estés dispuesto a asumir retos.

Busca los problemas más difíciles, las preguntas más difíciles y trata de resolverlas.
Refleja de alguna manera lo que acabas de aprender. Cuando te digo que salgas a la pizarra y nos expliques un determinado concepto no es para que pases un mal rato. “Enseñar” y explicar a los demás lo que tú acabas de aprender es una manera fabulosa de retarte y repasar lo que has aprendido.

Cuestiona todo lo que aprendes.

No te fíes de todo lo que lees por primera vez. Cuestiónatelo y busca información sobre el mismo tema en diferentes fuentes. De esta forma no solo ampliarás tus conocimientos, además aprenderás desde diferentes perspectivas y te asegurarás de que lo que estás aprendiendo es correcto.

No tengas miedo a decir lo que piensas y a cuestionar lo que tus profesores te enseñamos, es posible que en alguna ocasión lleves razón, y sino es así no pasa nada, estaré encantada de explicarte los matices de tu duda .

La creatividad es buena.

No siempre tienes que hacer lo que yo digo, ni copiar las cosas como yo las copio, si crees que hay una forma más rápida y efectiva de hacer una determinada actividad hazlo, me encantará coger nuevas ideas para mis próximas clases.

Recuerda que yo llevo tiempo en esta profesión y quizá no vea las cosas con la naturalidad y frescura que tú lo haces. ¡Adelante!

Busca la forma de aprender que mejor se adapte a ti.

A veces los profes somos un poco cuadriculados y no salimos de sota, caballo y rey. No tienes que aprender los conceptos por bloques, puede parece más fácil, pero también es más rutinario y aburrido. Si, por ejemplo, quieres aprender “mates” de forma realmente efectiva, no te tires un mes estudiando las combinadas y otro mes estudiando calculo, mezcla los contenidos y ve realizando actividades de forma aleatoria.

Espero que estos pequeños consejos os ayuden padres, profes y alumnos, a enseñar y aprender de forma más efectiva.

¡Gracias por estar ahí!

Fuente: http://vamoscreciendo.com/2016/03/12/carta-mis-alumnos-aprender-forma-efectiva/